Seleccionar página

La cosa va a ir sobre abundancia

 

Presentacion

Hace ya mas de diez años (como pasa el tiempo), no he parado de leer, escuchar, ver, buscar informacion sobre desarrollo personal. O cómo lo queramos denominar. Unos buscan tranquilidad, otros huyen, otros encuentran. Otros buscan como atraer abundancia economica. Otros buscan cualquier tipo de abundancia menos esa, porque para ellos es mala.

En realidad todos buscamos lo mismo. Y quizás eso sea un problema. El estar buscando. Cuando no hay nada que encontrar. Cómo? Qué no hay nada que encontrar.

Volviendo a lo de leer, escuchar, practicar, (sobre desarrollo personal)… Hago esto desde que me levanto hasta que me acuesto. Me despierto observando lo que pienso. Sigo llenando mi cabeza de mensajes potitivos, relajadores, etc.

Se ha convertido en algo más que un hábito. Creo que ya soy así.

 

La búsqueda

En todos estos años de búsqueda, he probado unas cuantas cosas (unas cuantas bastantes).

Comencé con PNL (Programacion Neurolinguistica) a la que he vuelto de vez en cuando. Me hice maestro Reiki. Descubrí a Antonio Blay. Practiqué Un curso de Milagros. Leí un montón de libros. Para llegar a la conclusión de que somos lo que pensamos. Así de sencillo. Y de enrrevesado.

Porque pensamos cada cosa. Que mejor no grabarla en un radiocassette.

Ahora tengo la convicción de que todo lo que vemos ha sido imaginado. He tratado todo este tiempo de ser honesto únicamente conmigo mismo (y con todo el que pueda). Pero sobre todo conmigo mismo. No he tenido ganas de ir a buscar las cosas lejos. Las he buscado siempre dentro de mí.

Cada uno de los pasos que he dado, me ha enseñado algo. Y los nuevos (y los viejos también) caminos se han ido presentando ante mí.

En esto estoy.

No comparto esto más que con mi mujer (releyendo esto y para ser honesto, lo comparto con mas gente, pero poco).

Hace años que no busco ningún grupo al que pertenecer. Voy absolutamente por libre. No busco ningún guru que me ayude. Me observo. Busco dentro. Y creo que va a seguir siendo así.

 

De qué va a ir esto?

De qué va a ir este post. Bueno, este post y lo que en esta web vaya publicando. Va a ir de eso, de observar lo que pasa dentro y cambiarlo por lo que (nos) interesa. Tan simple como eso.

No todas las cosas las tengo claras. Realmente una de las cosas que busco al poner en marcha la web, es que al ir expresando las cosas yo mismo me vaya aclarando. Y en el camino estoy seguro que cambiaré de opinión unas cuantas veces. Espero que a alguien le sirva lo que escribo.

Para hoy tengo el objetivo de escribir por lo menos dos mil palabras (objetivo cumplido). No sé si es mucho o poco. Quiero comprobar lo que significa y lo que me cuesta. Sin más.

Bueno. Volvamos a lo que he hecho estos mas de diez años.

 

Qué pasó? Si se puede saber, claro

Comencé con esto de la búsqueda de significado después de una experiencia un poco desagradable. En esa época, me solía relacionar bastante asiduamente con las experiencias desagradables. Me llevaba se puede decir que muy bien con ellas. Al menos se lo pasaban bien conmigo y buscaban mi compañía casi todos los días. Y por supuesto me alejaban de todo aquello que supusiese atraer abundancia economica a mi vida.

Yo por mi parte, no las rechazaba. Estaba muy habituado a convivir con ellas.

La experiencia de ese día era una mas. No era ni la mas desagradable que me había ocurrido. Qué va.

Pero ese día por primera vez yo creo que en mi vida, tomé la decisión de buscarme nuevas amistades que no fueran tan pesadas (como lo eran las experiencias desagradables).

Me ha llevado tiempo. Mucho tiempo.

Estaba en mi lugar de trabajo como cualquier otro día. Creo que como mínimo, estaba amargado. Eso como poco. Con ganas de terminar. Hasta el moño de vivir desayunando un problema, comiendo un malestar y cenando un disgusto. No es que no pudiera vivir con ello. Podía vivir hasta perfectamente. Considerando el perfectamente como que no me planteaba cambiar la situación.

Consideraba que la vida es así. Hay luchar. Hay que sufrir que luego el premio es muy grande. Vayaaaa.

Se hizo la hora de volver a casa y tomé my destartalada furgoneta Renault Express de tercera mano. Muy de color gris. Ese día por algún motivo, tenía prisa. Y salí se puede decir que pitando.

En ese momento gestionaba, por calificar de alguna forma lo que hacía, una finca de producción de fruta ecológica.

No puedo decir que bonitos recuerdos porque, primero no me quedan casi recuerdos ya que todos estos años me he dedicado a borrar de mi mente cualquier cosa relacionada con esa época. Desde luego no recuerdo ningún momento agradable. Mira que es difícil. Debió haber alguno, pero no puedo recordarlo.

Bueno, ya iré comentando lo que opino sobre lo malo y lo bueno. No es el momento ahora. Acabo de aterrizar en este blog cuyo nombre he registrado esta mañana. Ya habrá tiempo de hablar de estas cosas. Quiero decir de mis opiniones.

De momento me siento bien con esto de escribir. Llevo unas cuantas palabras y tengo más ganas. Esto promete.

Volvamos al día D, que no estamos para irnos demasiado por las ramas. No quiero que os aburráis de tantos rodeos.

Estaba con ganas de salir pitando y salí cag…. leches.

La carretera de vuelta a casa tenía un tramo digno de etapa reina de la vuelta ciclista a España. Y lo hacía todos los días un par de veces.

Nunca en mi vida mas que en esa época he cambiado los cojinetes de las ruedas delanteras. Hasta esa época no sabía ni lo que eran. Esos años los cambiábamos tos los años (yo creo que hasta un par de veces al año). Qué bonitos recuerdos.

Sigo. Salí de la finca y quizás más deprisa de lo que lo hacía cada día, tomé el camino de vuelta. Digo camino porque los kilómetros iniciales eran un camino de tierra. Casi intransitable cuando llovía. Hasta llegar a la carretera asfaltada. Luego, bajar por ella. Sin margen de error porque podías caer al abismo. Wow, qué espiritual me está quedando esto.

Tras unos 10 kms al borde del abismo, llegabas a otra carretera (a partir de la cual ya estabas completamente sumido en el abismo).

Y estando en el abismo, sucedió que la furgoneta gris, quiso recordarme que ese día no había tenido ningún percance y ya era hora de mi cita diaria con las experiencias desagradables.

Se paró de repente.

La arrimé a la cuneta como buenamente pude y empecé a mirar al cielo pidiendo una explicación. Nunca hacía eso. Gritaba pidiento entendimiento para todo lo que me estaba pasando.

En ese momento y de una forma que no me había ocurrido antes, veía una relación entre todas las cosas que me estaban pasando. Y necesitaba saber que estaba pasando.

Me corroía un sentimiento de culpabilidad. Era yo el que estaba creando esa situación. Y eso me dañaba.

Intuía eso por primera vez en mi vida. Antes de ese momento, cuando algo no me gustaba le echaba la culpa a alguien. Pero ese momento fué el primer momento en mi vida en el que tomaba conciencia de que el meollo del asunto estaba cerca de mí.

Prometo que hasta ese momento no me había leído un solo libro de espiritualidad.

Leía un montón de libros, básicamente de empresa y emprendimiento, pero lo más parecido que habia leido a un libro espiritual, era Piense y Hágase Rico. (De verdad?) Sí, de verdad.

Pero en ese momento sentía que la realidad que estaba viviendo la estaba creando yo y no podía soportarlo. Estaba atemorizado. Con un sentimiento de culpabilidad insoportable. Con conciencia de que había que cambiar de rumbo.

Y comencé a buscar. Ya no paré.

Ese estado de conciencia de que yo estaba creando esas experiencias, pronto desapareció.

Ahora echaba la culpa a los otros por no encontrar (ni buscar) lo que yo estaba buscando.

Estaba desbordado de trabajo. Era tanto lo que tenía por hacer. Había mucho por reajustar. En esa primera etapa, la verdad, todo era bastante doloroso. Seguía encontrando vías de escape que suponían sufrimiento. Trataba de apagar el fuego con fuego. Sufría tratando que el sufrimiento desapareciera.

Pero no paré de buscar.

 

Aquí comienza la historia

Me puse a probar cosas. Con una entrega. Casi absoluta. Sin parar.

Recuerdo que el primer libro en el que busque respuestas fué Poder sin Límites, de Tony Robbins. PNL con su estilo personal.

Conseguí el libro de Como un hombre piensa así es su vida, de James Allen.

atraer abundancia economica

Libros

Conseguía audios en la red y no paraba de escuchar audiolibros y conferencias durante mis trayectos y viajes en coche.

Estaba entregado.

Recibí la formación en los distintos niveles y maestría de Reiki. Seguía buscando. Buscaba gente que me explicara las cosas. Probaba un camino, me entregaba en él, lo veía como MI solución, pero siempre llegaba a un punto en que dejaba de tener sentido para mí. Paraba y a por otra cosa.

Descubrí a Antonio Blay. Con sus enseñanzas me entretuve bastante. Mucho.

Sus audios, a pesar de la poca calidad sonora que tienen, ya que en su mayoría son audios grabados con magnetófono por asistentes a sus seminarios, son una delicia.

Su Curso para la Autorrealización me lo escucharia completo 5 o 6 veces (Un seminario de una semana creo recordar.

Su Curso de Bilbao (por haber sido impartido en esa ciudad) es para disfrutarlo.

Estoy muy agradecido por haber dado con ese material. Lo disfruté y me ayudo mucho a entender por donde iban los tiros.

Siguiendo el hilo de lo que el decía, cada vez tenía más claro que no tenía que irme lejos a encontrar nada. No se trataba de eso. Fuera donde fuera me iba a llevar la carga conmigo. Y de hecho, así me estaban ocurriendo las cosas.

Asistí a un curso impartido por Dani Gabarró, siguiendo sus enseñanzas. Me ayudo mucho también.

Me entretuve bastante con la línea de Antonio Blay y lo considero esencial en la senda que he recorrido.

Pero seguía sufriendo.

Aunque, cada vez, la alegría estaba más presente en mi vida. Pero cuando llegaban los momentos de desánimo, era terrible.

Pero seguía buscando.

Y comencé a darle a Un curso de milagros. Ufff.

A veces, cuando me preguntan por mi experiencia con él, suelo comentar dos cosas. O bien digo que es un taladro (en el buen sentido de la palabra) o bien comento la principal enseñanza que obtuve de él, que no es ni más ni menos que todo da igual, todo es una ilusión. Que todo el pollo que vemos delante es una ilusión creada por nosotros, colectiva e individualmente.

Ya estaba más cerca. Ya estaba mas cerca de la Renault Express de color gris.

Ahí anduve con más o menos rigor hasta el día de hoy, donde estoy muy centrado en borrar aquello que considero que tengo que borrar de mi mente, pero sobre todo sustituyéndolo por aquello que me hace feliz. Todos y cada uno de los días. Sin descanso.

Considero que tengo la responsabilidad de mi vida.

Considero que soy responsable de todos y cada uno de mis pensamientos. Y es ahí donde tengo el trabajo a realizar.

Solo soy responsable de mis pensamientos (sobre todo), de mis palabras y de mis acciones.

No soy responsable de los pensamientos, palabras y acciones de los demás. Y no es tan fácil aplicar este principio cuando de nuestros hijos o parejas (o amistades) se trata.

Cada persona bastante tiene con su propio camino

Esto, para todo el que lo experimenta, supone una tremenda liberación.

Cuando veo algo que no me gusta, busco que es lo que está pasando dentro de mí. Si puedo lo hago sobre la marcha, sin esperarme a estar meditando. Lo intento. Pero a veces no me sale.

Considero que cada ser que me encuentro se merece lo mejor.

Aunque pueda gritarle o reaccionar a algo que ha hecho y no me ha gustado. Pero sigo considerando que se meree lo mejor. Eso no significa que la responsabilidad de su mejora la tenga yo. La tiene cada ser. Todos, sin excepción.

Tengo el profundo convencimiento que mi realidad la he creado yo. Y me fastidia estar creando a veces cosas que no me gustan. Cómo se puede ser tan torpeeee. Pues así soy.

Hace tiempo que he encontrado el mejor trabajo que he tenido en mi vida, que no es otro que el de ser feliz. Siiiiii, señoras y señores, ese es mi trabajo.

También se trata de atraer abundancia economica, faltaria mas.

La mayor parte del tiempo estoy esperando cosas buenas. Esto me ha costado. Y me sigue costando. Pero va a más. Casi siempre espero lo mejor. Esta (tontería) visión, ha supuesto en mi vida mucha alegría.

Me encanta la gente que sabe como atraer abundancia economica a su vida. Y las personas que no saben también.

Las monedas son un simbolo de abundancia

Simbolo de abundancia

Me gusta tener cada vez más abundancia en todos los sentidos a mi alrededor.

Cada vez tengo mas y mas momentos en los que no sé porque estoy tan alegre y contento. Cada vez estoy mas tiempo lleno de alegría sin nada aparente que lo justifique.

Todos los días sale el sol y cada vez me llevo mejor conmigo mismo. Y me doy cuenta de lo mal que me llevaba. De lo poco que me quería. De heche, ni sabía que me tenía que querer. !!!Eran los demás ls que tenían que quererme!!!

Cada vez me resulta todo más fácil.

Me encanta mi vida. Está bien como es. Pero voy a seguir jugando continuamente a que sea mejor.

Considero cada vez más mi vida como un continuo juego. Una aventura. Una aventura con muchos momentos muy divertidos.

Me encantan los días con sol.

Y también los días nublados.

Las tormentas me asustan un poco (bastante), sobre todo los rayos. Pero las dejo pasar.

Estoy lleno, más bien desbordado de ganas de vivir.

Creo que cuando me preocupo, sobre todo si me preocupo demasiado, las cosas me salen peor.

Considero que estoy en este mundo por algo, como todas las personas que conozco, todas las que me encuentro, todas las que me encontraré, y por supuesto también todas las que no me encontraré.

Es todo una ilusión y estando cada vez más convencido de ello, trato que ilusión sea muy divertido.

No me gusta el postureo, sobre todo si es New Age.

Pero tampoco me agobia y puede acabar siendo también extremadamente divertido.

Realmente todo dá bastante igual.

Nunca me siento satisfecho conmigo mismo cuando he tenido un encontronazo con alguién. Así que trato de tener los menos posibles y dejar que todo sea lo mas suave posible.

Así que voy dejando que la vida vaya pasando.

Y no voy a entrar mucho más en mis gustos personales. Ya los iréis conociendo. Aunque no son la razón por la que he empezado a escribir aquí. Además de que pueden ser un poco cambiantes. Me doy esa libertad.

Creo firmemente que todas las cosas que han ocurrido en mi vida han tenido un sentido. Pero no voy a mentir habiendo llegado hasta aquí, prefiero sin ningún tipo de duda que me pasen cosas chulas. Esto va cada vez a mas.

Te doy las gracias por haberte leido todo este mamotreto y haber llegado hasta aquí.

Me encanta que haya personas a quienes les guste leer lo que escribo.

Estoy muy agradecido por ello.

Y también estoy muy agradecido a la vida.

Quiero seguir disfrutando de esta maravillosa aventura.

Creo que mañana va a ser un día todavía mejor que hoy.

Me quiero. Te quiero también a tí.

Besos.